Que nuestro propósito sea caminar con Dios en el aula

Artículo inspirado en el libro “caminando con Dios en el aula” de Harro Van Brummelen
El mayor regalo que tenemos los educadores cristianos de parte de Dios es nuestra vocación y nuestra fe; que nos lleva a tener el compromiso de discipular y guiar a los estudiantes que son imágenes únicas de Dios.

Para ello necesitamos abrazar la biblia como la verdad infalible del aprendizaje significativo y que modelará pedagógicamente los pasos a seguir para alcanzar los objetivos trazados en la educación cristiana.

Tenemos la misión de impulsar el reino de Dios en nuestra comunidad educativa sabiendo que por cada niño(a) y joven que pasará por nuestras aulas, tendremos la oportunidad de alcanzar una familia para la gloria del Padre celestial.

Mediante la oración, alabanza, devocionales y estudio de la palabra lograremos nutrirnos para poder ser esas fuentes no solo de conocimiento, sino de la unción del Espíritu Santo que nos permitirá caminar de la mano de Dios en el aula.


Compartir
Categorías
Archivar
Identificarse dejar un comentario
Carta abierta de Larry Taylor