Martes, 05 Mayo 2020 17:06

Plan para un retorno seguro a las aulas de clases

Valora este artículo
(0 votos)

Adaptado del artículo originalmente escrito por Mark Beadle

Que su escuela abra de nuevo sus puertas en una semana o en dos meses no es una decisión que dependa mayormente de usted. Ciertamente está en manos de Dios. El líder escolar Bill McGee escribe sobre esto en su artículo reciente, No desperdicie esta pandemia (Don’t Waste this Pandemic en inglés).

Es posible que usted, al igual que yo, sea proactivo y no reactivo. Si es así, me gustaría compartir con usted, en la 1º Parte de este artículo, 12 preguntas claves. Las respuestas le ayudarán a planificar con anticipación para que su escuela pueda aperturar con buenas bases. En la 2º. Parte sugeriré 7 acciones, que también deben empezarse a preparar ahora y le permitirán ayudar a la escuela a avanzar a un futuro previsible.

Antes de continuar, permítame reconocer un par de cosas con toda honestidad:

La tiranía de lo urgente puede consumirlo todo. Al hablar con líderes educativos, muchos están a punto de aceptar que el aprendizaje remoto está funcionando bastante bien (¡o al menos está sucediendo!). Asumen que aún les queda tiempo para pensar.

Al considerar reiniciar clases, su objetivo no debe ser simplemente volver a la normalidad. Si es así y lo logra, habrá perdido una gran oportunidad. La expectativa es que, en el futuro las cosas serán diferentes, y el futuro será la "nueva normalidad". Muchas personas, organizaciones y gobiernos esperan que las cosas sean diferentes después de esta experiencia como lo describe el artículo: Las escuelas se verán muy diferentes cuando se vuelvan a abrir (Schools will Look Very Different When They Reopen en inglés). Las preguntas que debemos hacernos son: ¿queremos dejar que la nueva normalidad suceda? o ¿queremos ser intencionales y proactivos en la configuración de la nueva normalidad? Winston Churchill dijo: "Nunca desperdicies una buena crisis". Es posible que nunca más tengamos una oportunidad como esta para diseñar una nueva y mejor "normalidad" para nuestras escuelas.


1a. Parte 

Doce (12) preguntas para ayudar a planificar una reapertura exitosa

1. ¿Podría reunir un grupo de trabajo para planificar la reapertura? Este grupo debe incluir a todas las partes interesadas y que serán afectadas por este nuevo inicio. Deles un mandato claro para tener un plan preparado para por lo menos tres fechas probables de reapertura. Serían planes con visión de futuro y no para lidiar con las preocupaciones actuales. Este sería un buen momento para colaborar o aprender de escuelas con similares características a la suya. 

2. Si el gobierno o los padres exigen distanciamiento social, ¿cómo reduciría el tamaño de las clases? Considere, por ejemplo, que los estudiantes asistan a clases en horarios alternos y continúen algunas clases en línea como una opción ¿Cómo manejaría la llegada de los estudiantes, las reuniones tipo asamblea, las meriendas y almuerzos, el recreo, la hora de salida y las clases extracurriculares?

3. ¿Cómo garantizará la salud de los estudiantes y el personal? ¿Se le tomará la temperatura al personal y a los estudiantes antes de ingresar al edificio? ¿Necesitamos contratar uno o dos enfermeros de planta o reforzar el personal de enfermería del colegio?  

4. ¿Qué equipo de protección personal se debe pedir y usar?

5. ¿Necesita mantener el calendario normal de clases?

6. ¿Qué ajustes deben hacerse a las actividades extracurriculares?

7. ¿Cuál es el plan para desinfectar el edificio (¿autobuses?) antes de que la escuela vuelva a abrir, durante el día escolar y al terminar cada día?

8. ¿Cómo puede aprovechar esta crisis para el crecimiento espiritual de estudiantes y docentes? ¿Qué tema podría crear en base a las experiencias de esta situación?

9. ¿Quién estará capacitado y listo para lidiar con las necesidades emocionales que el personal o los estudiantes pueden traer al regresar al campus?

10. ¿Cómo evaluarán los maestros el desempeño académico de sus alumnos? ¿Qué pautas se les darán para cambiar la planificación académica que han hecho en el pasado?

11. ¿Qué capacitación necesitan los estudiantes y los maestros para garantizar el cumplimiento de los protocolos de salud?

12. ¿Qué voluntarios se necesitan para ayudar a que estos protocolos funcionen? y ¿cómo serán reclutados y capacitados?


2a. Parte  

Siete (7) acciones sugeridas, que también deben implementarse de inmediato que le permitirán ayudar a la escuela a avanzar hacia el futuro deseado

1. La comunicación debe ser mas efectiva y con mayor frecuencia. Con toda seguridad usted lo ha estado haciendo. Sin embargo, esta pandemia nos ha mostrado que el aprendizaje se puede obtener de muchas formas y lugares. El distintivo único de su escuela es probablemente el sentimiento de comunidad y las relaciones que se han establecido que no se pueden encontrar en otros lugares. Entonces, aproveche esta ventaja creando comunicaciones bien estructuradas y planificadas de acuerdo con la audiencia a la que irán dirigidas. ¿Quién está llamando a los estudiantes? ¿Quién maneja la comunicación con los padres de familia? ¿Ha tenido alguna reunión virtual con los padres donde pueden hacer preguntas? ¿Cómo está el contacto con sus donantes (si los tuviese)? ¿Quién mantiene el vínculo relacional con los profesores? Imagine lo alentador que fue para los maestros de cierta escuela cuando los administradores y directores les llevaron personalmente pizza a cada uno a sus casas (manteniendo la distancia social y usando mascarillas y guantes). 

2. La recaudación o levantamiento de fondos (Fund Raising). Este puede ser un excelente momento para levantar o recaudar fondos. Sin embargo es necesario rediseñar la forma de recaudar o levantar fondos para su institución. Convencer a potenciales donantes de necesidades específicas puede ser más fácil en este tiempo de crisis. Recientemente una persona, que no es miembro de nuestra congregación, dejó en la puerta de la iglesia un cheque por $ 200,000 asumiendo que habría alguna necesidad derivada de la emergencia. Por supuesto hay personas afectadas en lo financiero por la pandemia y podemos empatizar con ellas. Sin embargo, hay donantes que no han sido afectados económicamente —incluso algunos hasta podrían haber prosperado— durante esta pandemia. Estos donantes estarán dispuestos a considerar las necesidades expresadas en una manera clara y específica. Este es el momento de diseñar un plan sistemático y agresivo para reunir amigos, identificar posibles donadores y recaudar fondos. Para más ideas en este tema les recomendamos este artículo: Nuestro cambio a la recaudación remota de fondos (Our Shift to Remote Fund Raining en inglés). 

3. Designe un grupo elite de alto impacto para considerar/implementar cambios en los sistemas de enseñanza que su escuela ha usado. Un líder me compartió en estos días como el plan estratégico que había diseñado para su escuela —que incluía cambios educativos— había sido acelerado por esta crisis.

  • Esa escuela ahora está analizando cómo los cursos en línea cuidadosamente planificados pueden ayudarlos a cumplir su misión y visión (además de ahorrarles dinero). El Dr. Jay Ferguson, director de la Grace Community Schoolen Tyler, Texas, dijo recientemente: "Cada escuela cristiana en los Estados Unidos que se ve funcionando a futuro, se ha convertido, o se está convirtiendo, en alguna forma de educación virtual ". ¿Podría una oferta combinada de clases en línea y presenciales ser un beneficio mutuo para estudiantes, maestros y la escuela?
  • Los padres de familia experimentaron en esta crisis al aprendizaje flexible que les permite a los estudiantes elegir dónde, cómo y cuándo aprender. ¿Cómo puede su escuela ofrecer algunos elementos de esto de manera permanente? ¿Deben todos los estudiantes de una clase de matemáticas de la escuela secundaria estar en la misma página al mismo tiempo?
  • ¿Qué elementos del aprendizaje remoto o en línea quieren mantener los maestros y los estudiantes?
  • ¿Es este el momento de pensar en una escuela con “modelo universitario” donde se imparten las clases solo ciertos días? ¿Podría estar en el mismo campus con una escuela "normal"?
  • ¿Cómo se puede dar un paso adelante en la enseñanza del pensamiento profundo (Deep Learning) y el aprendizaje basado en problemas (Problem- Based Learning)? El libro Mind Shift puede ofrecerle estas y otras ideas prácticas.
  • ¿Cuáles son los sueños y la esperanza de cambio que usted y otros en su escuela han tenido? Este puede ser el mejor momento para considerar y adoptar algunos de ellos.

4. Evalúe hacer cambios en su estrategia de retención de estudiantes. Basado en información confiable usted debe ofrecer lo que las familias necesitan.  Las necesidades pueden haberse hecho evidentes durante la crisis o derivarse de investigaciones recientes y confiables. En esta circunstancia necesitamos ofrecer un aprendizaje remoto tan bien estructurado que los padres puedan ver la diferencia en relación con lo que ofrecen las otras opciones locales. Sobre todo, ¡los estudiantes deben sentirse comprometidos, apreciados y amados!

5. Estructure un equipo pequeño para desarrollar nuevas ideas para reclutar nuevos estudiantes. Esta crisis representa una oportunidad extraordinaria en la que los padres que no han elegido previamente un centro educativo pueden ver en su escuela una excelente opción para sus hijos. Las elecciones de escuela que hicieron pueden haberles decepcionado en esta crisis. Es necesario que haya cambios de marketing para llegar a ellos de tal manera que sepan la gran opción local que su escuela les puede ofrecer.  Contacte de nuevo a las familias que pueden haberse retirado previamente y descubrieron que el césped no era más verde del otro lado de la cerca.

6. Algunas escuelas necesitan implementar nuevos modelos financieros. Este puede ser el cambio más desafiante, pero esta es una gran oportunidad para cambios y ajustes necesario. ¿Podemos considerar nuevos modelos financieros? Desarrolle, por ejemplo, un plan de 5 años para ajustar los salarios de los maestros y el personal a un nivel respetable que se pueda financiar con la matrícula. Este es el momento de adoptar nuevos modelos financieros que puedan ofrecer opciones al enfrentar una nueva realidad en los próximos meses. Esto es vital para fortalecer su escuela y hacerla una escuela madura.

7. Considere el mantenimiento, remodelación/reconstrucción del campus escolar. ¿Qué mantenimiento a corto o largo plazo podría hacerse ahora mientras los estudiantes y los maestros están ausentes? ¿Podrían ser la oportunidad de negociar con constructores y contratistas ofertas que permitan reparar o construir algo útil para el campus de la escuela?

 

Conclusión

Si la NBA ha creado un plan de regreso al baloncesto de 25 días, ¿no deberíamos comenzar a planificar ahora para nuestra escuela lo que está por venir? Se lo diré de otra manera: tenemos una pandemia que obviamente no creamos, ¿no deberíamos buscar la oportunidad en esta crisis?

 


El Dr. R. Mark Beadle ha servido en escuelas cristianas durante 35 años como maestro, director y director de escuela. Es profesor adjunto de Liberty, Columbia International e Indiana Wesleyan University. Es el director Emeritus de la Sevenstar School. Su deseo es que las escuelas y líderes cristianos prosperen durante y después de la crisis.

Visto 561 veces Modificado por última vez en Jueves, 11 Junio 2020 09:52