Jueves, 21 Mayo 2020 15:59

Juntas Directivas durante la crisis actual

Valora este artículo
(1 Voto)

El desafío que Mardoqueo hizo a Ester debería estar en la mente de los líderes educativos de la fe durante la pandemia del COVID-19: ¿Quién sabe si has llegado al trono precisamente para un momento como este? Le preguntó. En este tiempo de incertidumbre causado por la pandemia, las juntas directivas deben recordar la visión y las metas que establecieron originalmente para su institución y adherirse a su compromiso de caminar por fe, sin la influencia de lo que se presenta en los titulares de los noticieros.

A medida que como miembros de la junta directiva aceptamos el llamado de Mardoqueo, también estamos obligados a aceptar otro cargo impuesto por las Escrituras, un llamado que, como líderes, tendremos que recordar regularmente en las semanas venideras. En el Salmo 10, el salmista escribe que a medida que seguimos a Dios, debemos dejar espacio en nuestros pensamientos para Él, o como dice Pablo en 2 Corintios, llevar cada pensamiento cautivo a la obediencia de Cristo. Los líderes escolares que hemos elegido están enfrentando decisiones críticas y nosotros como miembros de la junta directiva escolar, debemos dejar espacio a Dios en nuestras propias mentes al momento de enfrentamos a preguntas para las cuales no tenemos respuestas inmediatas.

Los desafíos que enfrentan los directores de las escuelas pueden parecer insuperables e interminables. Como miembros de la junta directiva, debemos reconocer que nuestros directores toman decisiones cruciales para sus maestros, familias y estudiantes todos los días, y en tiempos de crisis tales responsabilidades solamente se intensifican. Enfrentan el enorme desafío de pastorear familias, a la vez que administran un negocio. Para agregar otro grado de dificultad, muchas escuelas están requiriendo la implementación de clases en línea a fin de mantener un cierto sentido de continuidad para los estudiantes. Los miembros de la junta directiva escolar, tenemos el compromiso con nuestras comunidades educativas de actuar de forma correcta. Debemos considerar cuidadosamente todos los factores que involucra el responder a cualquier crisis, y estar preparados para limitar nuestra participación, tomando en cuenta que son los educadores quienes están en contacto directo con padres y estudiantes, al mismo tiempo que reinventan sus metodologías de enseñanza durante la pandemia.

 

Liderazgo con compasión

Las autoridades educativas están considerando adecuadamente opciones para las escuelas públicas mientras las familias están en cuarentena. Durante estas últimas semanas los ministerios de educación han hecho diversas publicaciones, en algunos alentando a las escuelas a pensar creativamente y no temer que violarán las regulaciones al impartir clases en línea. Estas instrucciones técnicas son esenciales, pero la primera respuesta de las escuelas cristianas a sus comunidades debería ser más que un consejo práctico.

Nuestra primera acción en medio de una tormenta debe ser brindar compasión. Stephen Reel, Ph.D., expresidente interino de ACSI y director de la escuela para la que estoy sirviendo como presidente de la junta directiva, Mitchell Road Christian Academy, dice que los líderes escolares deberían ser alentados a responder de esta manera. "Como administradores, debemos darnos cuenta que los maestros también son parte de una familia durante esta crisis de coronavirus", dice Reel. "Debemos tener una medida extra de gracia, y luego el mensaje, incluso para las familias, será:  démonos gracia unos a otros en este momento", dice.compassion

Marc Stout, Ph.D., director de Gaston Christian School en Gaston, Carolina del Norte, concuerda con esto. Él dice: "Creo que una de las cosas que debería ser un punto de referencia de nuestra organización es la compasión y el amor. ¿Cómo podemos apropiarnos de esta situación y usarla para mostrar la verdad a las familias? Yo no quiero que ellos vean otra cosa". Los miembros de la junta directiva tienen una oportunidad única durante el distanciamiento social, 
de apoyar a los administradores recordándoles las necesidades espirituales de las familias que están atrapadas en casa. "En medio de la crisis es cuando más tendemos a encerrarnos a orar", dice Stout.

Las juntas también juegan un papel esencial al resistir el impulso de atacar cada problema que se presenta ante un líder escolar y considerar a las familias de su comunidad escolar y eclesiástica quienes también enfrentan desafíos únicos. Muchos padres han perdido sus trabajos, mientras que los docentes de los cuales dependen los estudiantes, familias y directores de escuelas, son también a menudo, padres que están administrando su hogar todo el día y todos los días durante la cuarentena. A medida que los líderes escolares extienden compasión a los docentes y sus familias, los miembros de la junta directiva debemos asegurarnos de que a nuestros líderes escolares tampoco les haga falta esa dosis de compasión.

 

Liderazgo con ideas

Todos los educadores están preocupados respecto a perder el resto del año escolar. Las escuelas con calendario americano han cerrado por el resto del año académico. Las que cursan calendario latino estarían cerradas al menos hasta finales de mayo. En algunos países, las escuelas públicas y algunas privadas están cerradas y, los estudiantes no pueden recibir clases por medio de cursos en línea.

Aquí es donde se necesitan desesperadamente soluciones prácticas y flexibles. Desde el comienzo de la pandemia, los proveedores de educación en línea han creado recursos para que utilicen todas las escuelas. Escuelas virtuales como K12, Inc. y Connections, junto con escuelas estatales en línea de Estados Unidos como VirtualSC y la Florida Virtual School, han publicado seminarios web y otros videos para ayudar a capacitar a los maestros. Las empresas de lectura electrónica (e-Reading) como Epic! han creado durante la crisis, suscripciones gratuitas para docentes y familias que accedan al sitio con una cuenta creada como maestros. Las escuelas no tienen que crear plataformas completas de e-learning (aprendizaje electrónico) desde cero. Las familias apreciarán cualquier esfuerzo para involucrar a los niños, incluso si los maestros y los estudiantes experimentan dificultades técnicas al principio.

Los miembros de la junta directiva deben ser inspirados por esta innovación, a pesar de lo que podría considerarse como intentos imperfectos. Sin duda, los directores de escuelas serán los primeros en enterarse de cualquier problema. Si bien la entrega de contenido puede ser imperfecta durante las primeras semanas de educación virtual, el contacto regular con los maestros puede proporcionar estabilidad y consistencia a los estudiantes. Los miembros de la junta directiva deben estar al tanto de cómo las escuelas se ajustan y preparan para actualizar sus metas y políticas cuando la pandemia termine, a fin de que estas instituciones sean más responsivas en el futuro.

Algunas de las respuestas rápidas fracasarán, mientras que otras pueden quedarse y ayudar a las escuelas a atender a más estudiantes con necesidades especiales que están confinados en su hogar o familias que se ven obligadas a viajar regularmente o reubicarse debido a cambio laborales – un escenario probable en los próximos meses. Los enfoques de instrucción que tengan éxito durante la crisis actual podrían ser las soluciones a cualquier número de problemas que las escuelas puedan enfrentar en los próximos años.

 

Liderazgo con coraje

El virus ha desatado un tiempo difícil para todos; desde miembros de la junta directiva hasta directores de las escuelas, maestros, padres y estudiantes. Los líderes escolares deben mostrar coraje porque ese comportamiento será difícil de encontrar en otros lugares. “El primer pensamiento que me viene a la mente es sofocar el miedo. Esta es una situación aterradora para todos; los estudiantes, maestros, familias, todos tienen un nivel variable de miedo ", dice Reel. "Estoy tratando de crear estabilidad para que el miedo pueda equilibrarse o mitigarse con fe".

En épocas diferentes del año escolar según el calendario que las escuelas cursen, los líderes escolares tomarán decisiones cruciales respecto a cómo lidiar con el potencial de una inscripción escolar más reducida para el próximo año y cómo manejar un presupuesto más ajustado. Los líderes escolares deben reconocer que no estarán solos —en la tierra o en lo alto— cuando respondan a preguntas que tal vez no tendrán respuestas fáciles. Ahora, más que nunca, es esencial que los líderes escolares, así como los miembros de la junta directiva demuestren fe, modelándola para aquellos que los rodean, mientras aplican esa misma fe a las decisiones de liderazgo que tomarán cada día. Si hacemos espacio para Dios en nuestras mentes, cuando los miembros de la junta directiva rápidamente se enfoquen en nuestras propias limitaciones, Dios cerrará la brecha entre nuestras necesidades y nuestras habilidades.

 

Acerca del Autor

Jonathan Butcher se desempeña como analista principal de políticas en el Centro de Política Educativa de la Fundación Heritage y es el presidente de la junta escolar de la Academia Cristiana Mitchell Road.

Ha investigado y testificado sobre políticas educativas y programas de elección de escuelas en los EE. UU., y su trabajo ha aparecido en revistas como Education Next y Georgetown Journal of Law and Public Policy. Ha aparecido en medios de radio y televisión locales y nacionales, incluidos C-SPAN, Fox News y Vice News Tonight de HBO. Sus comentarios han aparecido a nivel nacional en lugares como el Wall Street Journal, Education Week, National Review Online y Forbes.com, junto con periódicos de todo el país. Sígalo en Twitter @JM_Butcher.

*Se han hecho algunas adaptaciones del texto original Board Leadership During the Current Crisis. Si desea leer el artículo original, puede visitar acsi.org

 

Visto 702 veces Modificado por última vez en Viernes, 12 Junio 2020 09:07