Lunes, 13 Mayo 2019 10:37

Innovación: Razones para los cambios en la escuela cristiana

Valora este artículo
(0 votos)

Durante el tiempo de investigación pudimos identificar aquellas prácticas escolares que llevan a un centro educativo cristiano a entrar en la peligrosa zona de cierre. Al identificar las causas, desarrollamos una serie de recomendaciones para abordar el tema y evitar el cierre de escuelas cristianas.

Las amenazas

Los resultados del estudio revelaron una multitud de factores que, al ser combinados e interceptados unos con otros, contribuyen al cierre de escuelas cristianas. En varios casos, un gran número de estos indicadores apareciendo dos años previo a la recesión que ocurrió en Estados Unidos en el 2008. Las amenazas hacia nuestros centros educativos incluyeron lo siguiente:

  • Estrés financiero
  • Cambios en las expectativas de los padres de familia
  • El fracaso de las escuelas en manejar eficientemente las señales que advierten un posible problema
  • La inacción repetitiva o fracaso para actuar oportunamente al momento de enfrentar las amenazas (aplicando el término que he desarrollado: desorden de inacción repetitiva)
  • Resistencia a realizar cambios en instalaciones (falta de innovación, reinvención y remodelación para enfrentar los retos educativos del siglo 21)
  • El cambio en la asistencia regular a las iglesias evangélicas locales
  • Falta de liderazgo en las escuelas (especialmente a nivel directivo y pastoral
  • Falta de un mercadeo eficaz de parte del centro educativo
 

La recesión de la época también provocó otros efectos en Estados Unidos que vinieron a fortalecer las amenazas que ya tenían las escuelas cristianas. Estos efectos incluyen: el incremento continuo de escuelas públicas tipo charter schools, homeschooling y programas educativos en línea; retos de mantener la misión educativa; pérdida de visión y cultura organizacional equilibrada entre el liderazgo educativo; y la competencia entre las escuelas cristianas. 

 

Llegando a la raíz del fracaso escolar

Al analizar los resultados de la investigación nos dimos cuenta de que, la mayoría de los factores están profundamente relacionados con una de dos situaciones: 1) la presencia de un liderazgo educativo que falla a nivel ejecutivo o, 2) los cambios culturales.  En el peor de los casos las dos situaciones estaban presentes.

La clave del fracaso ante cualquiera de las dos situaciones recaía en la inhabilidad o poca disposición de las escuelas cristiana a adaptarse a los cambios inevitables a nivel social y educativo en el país. De hecho, las personas que participaron del proceso de investigación consideraron que esos factores fueron un mayor problema en las escuelas actuales que las escuelas de hace diez años.
 
El problema es que las escuelas cristianas de hoy, obstinadamente se rehúsan a cambiar. Pero ¿por qué?

Marsh (2007) y Wilson (1989) demuestran que cuando ocurren cambios alrededor de una comunidad escolar, el centro educativo enfrenta un dilema. Puede replegarse a viejas prácticas organizacionales que le son familiares o evaluar su conducta actual y hacer las modificaciones necesarias para obtener éxito institucional. La falta de respuesta antes los cambios, puede resultar en efectos negativos en el sistema escolar.

Esta falta de respuesta ha sido la mayor responsable del cierre de escuelas cristianas. Ritzema (2013) expresó de una manera profética: si las escuelas cristianas – hablando directamente a los líderes educativos cristianos- no le prestan más atención a los cambios culturales, educativos y tecnológicos del siglo 21, innovando, remodelando y reinventando sus sistemas, más centros educativos estarían cerrando en breve. Él agrega que, tampoco es efectivo el viejo paradigma operacional de que con solo mantener abiertas las puertas de la escuela llegarán grandes cantidades de estudiantes. Los paradigmas que funcionaban tres o cuatro décadas atrás ya no funcionan hoy. Se requieren nuevos métodos.   

El autor, Gene Frost (2015) enfatiza que el problema que pone en riesgo la existencia de la escuela cristiana se encuentra en la obstinación de mantener un statu quo en vez de usar la inspiración y creatividad para diseñar una base sólida fundamentada en la Verdad de Dios y Su Palabra. El ocultarse detrás de la idea de que la escuela cristiana debe resistir la innovación educativa para preservar los valores institucionales simplemente debilita el movimiento escolar cristiano. Abrazar el cambio y la innovación educativa estimula el crecimiento esencial de una escuela cristiana (Frost, 2014 y 2015).

 

Cambia, innova y emprende – HOY

El estudiar las causas que provocan el cierre de escuelas me llevó a identificar las prácticas escolares necesarias para evitarlo. Una de las prácticas tiene que ver con la habilidad del líder educativo a innovar. Los centros educativos cristianos deben estar dispuestos a cambiar, innovar y emprender dándole seguimiento eficaz a nuevos proyectos. Esto incluye aceptar la tecnología que desarrolla habilidades, tanto en estudiantes como en los docentes en el siglo 21.   

Eso significa que debemos volver a revisar la visión, reinventar y modernizar todo lo que hacemos como escuelas cristianas. Es vital eliminar los paradigmas de separación y egoísmo en el trabajo en la escuela cristiana. Para alcanzar un nuevo futuro es imprescindible colaborar unos con otros a través del Espíritu Santo. Debemos estar dispuestos a intentar ideas nuevas, a fracasar y volverlo a intentar. Significa entonces que debemos estar profundamente comprometidos al movimiento mundial de la educación escolar cristiana, recreando una cultura educativa que no solo desea estar a la vanguardia de la educación para el siglo 21, si no que promueve un aprendizaje con una sólida cosmovisión cristiana para la gloria de Cristo en el siglo 21.

 

Aplicándolo a una escuela real

Permítame compartirle nuestra experiencia en Alta Loma Christian School. Juntos como equipo, directores y docentes hemos aprendido a: 

  • Buscar y aceptar nuevas investigaciones conducidas por entidades que honran a Dios (por ejemplo, estudio realizado por ACSI y Grupo Barna titulado Multiple Choice: How Parents Sort Education Options in a Changing Market; y el estudio realizado por Impact 360 Institute y Grupo Barna: Who is Gen Z)
  • Abrazar nuevas estrategias de enseñanza-aprendizaje que forman una nueva pedagogía
  • Modificar nuestra declaración de visión y los resultados de aprendizaje deseados
  • Cambiar la manera que mercadeamos el centro educativo. El material promocional, el sitio web y las reuniones con padres de familia tiene la meta de enfocarnos en alcanzar a padres mileniales y estudiantes de la generación Z
  • Ampliar nuestra comunidad de colaboradores con educadores profesionales que comparten la misma cosmovisión y con quienes podemos dialogar sobre el movimiento educativo a grandes rasgos
 
Este esfuerzo ha transformado la cultura escolar de nuestro centro educativo. Hemos sembrado en nuevas tierras y ahora el Señor ha traído la lluvia. Comparando con el año pasado, hemos aumentado un 11.7% en la inscripción de este año escolar. En una comunidad donde existen 44 escuelas privadas dentro de un perímetro de 15 kilóme-tros, esto es ¡un milagro! Sin embargo, tuvimos que comprender que el cambio y la innovación son los no negociables para una escuela cristiana en el siglo 21.

Esta necesidad de abrazar los cambios e innovación no se refiere a simplemente adquirir nuevo equipo tecnológico o adoptar programas educativos que estén de moda. Se trata de regresar a la creatividad institucional y espíritu de emprendimiento que hace unas décadas distinguía al movimiento de la educación escolar cristiana.  Esto dio como resultado un crecimiento sin igual. En una cultura marcada por cambios rápidos, las escuelas cristianas debemos retomar nuestra pasión por innovar y ser esos agentes de cambio que transforman el mundo.

Escrito por Vance Nichols
 
El artículo original fue publicado en el blog de ACSI y en el blog de CACE (Center for the Advancement of Christian Education) con el fin de promover la innovación educativa en las escuelas cristianas. Originalmente publicado el 17 de septiembre del 2018.
Visto 1815 veces Modificado por última vez en Miércoles, 10 Junio 2020 18:40